La problemática de la talla 38.

Hoy en una nueva entrada de nuestra sección “Consultorio continental” comentamos lo de que la talla 38 les aprieta el poncho y el asunto de la masacre madre lactante del Primark.

CONSULTORIO SENTIMENTALOIDE (sin noséquétozoides) DE LA SEÑORITA ALCALOIDE (farlopa, otra que les he colado y sin meterme nada de nada, bueno té al melón en polvo disuelto en agua de la grifa (es que hoy estoy sembrado (de marijuana, patrocinado por pipas Tijuana. Mejor lo dejo estar no me vayan a detener por narcotráfico inexistente internacional))).

  • Estimada fémina constreñida por la 38 (la talla, no la Smith & Wesson🔫) de la ignominiosa aPRIetoMARK. Con lo de la “Smith & Wesson” (canción de Primal Fear – 16.6 ¡METAL!) ya no te podría ayudar, que ahora mismo no llevo encima el cañón naval de 36 libras.
En cañon

A mi la 38 me aprieta tanto el cañón que se me puede disparar un protón.

Me solidarizo contigo contra el opresor Sistema de Tallaje Internacional que nos esclaviza, nos aliena y nos alinea (cabrones) impuesto por esa supermodelo de medidas perfectas y esculturales que nos hace suspirar a los varones cual si fuésemos mamones o quizás dragones (véase “El hobbit. la desolación de Smaug”. Y dale, frikis, que sois unos frikis y sí encima sois rojos yo ya no sé ni que os puedo decir). Evidentemente me refiero, como bien sabréis todas y todos (y hermafroditas, organismos procariotas, idiotas, de reproducción asexuada, consensuada…), a esa Diosa de belleza etérea e incorpórea que no es otra sino Angela Merkel🦍 (AINNSSS. Roja, que eres una roja), que con su estilizada figura ciñe a la perfección la talla 38 (y la Smith & Wesson). También es verdad que a lo mejor le tenéis envidia a esa “Poderosa Afrodita”, esa Diosa del amor, que con gráciles y armoniosos movimientos gimnásticos nos deleita con su pericia en el deporte éste que ahora no me acuerdo como se llama… A sí, el lanzamiento de martillo[1] (diooos, como me pone 💋. Bueno y sí ya levanta pesas🏋 o es luchadora de sumo, ya ni te cuento (que creo que también lo es. Sí, seguro que sí)). Así estimado lector varón, sí algún día Cupido lanza sus dardos sobre ti que sepas que en realidad es Angela Merkel, que te está escachuflando contra la pared de un tierno martillazo de 9 toneladas y media. Desde Berlín con amor💞. Envidiosas, que sois unas envidiosas asquerosas, por eso le tenéis tanta tirria ¿Eh? Eso sí, tú mi Angela (suspiro, ya me permito hasta “tutelarla”) eres un pedazo de roja que para qué, pero nadie es perfecto (a que acabo ajusticiado en el Reichstag e inicio un IV Reich, que durara 38 años por el asunto de la talla (Privark son claramente germanófilos por el oktoberfest)). Mejor no vayais a Pringark. “Hundir el Prismarckpeliculón de cine bélico del Reino Unido (bolchevique e imperialista capitalista).

[1] Mis disculpas a todas las lanzadoras de martillo del mundo. No era mi intención ofenderos (bueno a lo mejor sí, que soy capaz de cabrear a cualquiera). De todas formas, no tenéis el nivel de Angela Merkel, me refiero de belleza más allá de lo efímero y terrenal, y en nivel de lanzamiento de martillo probablemente tampoco, no te jode (Ala ya las he encabronado del todo. JÚAS).

Bueno venga al grano, que me he salido del tema en cuestión. Te propongo varías alternativas posibles a tu leve enfado por “La talla 38 me aprieta al Toño 👗, o era “en Otoño (no te andas con sutilezas ¿Eh?). Tranqui tía, yo tampoco soy tan remilgado:

ﮗ .- Se te ha ocurrido que a lo mejor no es xctamente tu talla que necesitas una o varias tallas más, que no lo ché, que no te conozco (sin ñ… El juego que le puedo sacar a que me llamen pervertido). Tampoco hace falta cabrearse por todo (ya sé que yo no soy el mejor ejemplo posible ¡UAAAAARRRRGGS!). Tan simple como pedir la talla que mejor te siente y todo arreglado, que seguro que tendrán más tallas en el Probadork. Sí ya no puedes meter ni una pata en el pantalón yo que tú no existiría insistiría. A lo mejor eres demasiado exigenta contigo misma y los de la tienda esa no tienen la culpa. Lo seeeeeeé, yo también soy muy exigente conmigo mismo y me gustaría medir 2 metros (de altura, no de lo otro), tener la fuerza de un Titán, la musculatura de Ronaldo (bueno eso no, que da repelús) y la omnipotencia de un Dios Asirio (no todo va a ser vikingo), pero sé que tengo que conformarme con lo que hay (y por pedir que no quede, 100 millones de Leuros, un yate de 3 kilómetros de eslora, una mansión en Marbella, derrocar a Donald Trump para ponerme yo…). Espera un momento, no me jodas, que todo eso te lo venden en el Priort por sólo 5,99 coronas danesas… pues “meee lo llevo”.

שּׁ .- Déjate ya de tontadas e incendia de una vez el establecimiento ese lleno de rojos (en ocasiones veo rojos). Si no dime dónde está y ya lo hago yo, que tengo una reputación que mantener y no quiero que piensen que me estoy volviendo un tío moñas.

enpitonnark

Nuestro arriesgado reportero padeciendo en sus propias partes, perdón, carnes los devastadores efectos de una talla 38 del Pitonark (animalico). “Me siento como JamonYork” declaró. Se sufre, pero se aprende. Foto cedida por el National Aprietorkgraphic

 

Ѭ .- Expresas tu malestar y que te sientes ultrajada como mujer en tu hombría al encargado y te vas a comprar los pantalones a otro sitio (a ver si en el otro sitio también surge la problemática de la 38 y la cosa se pone Heavy). Eso sí luego te pasas e incendias el establecimiento, que no se te olvide, más que nada por quedar bien (conmigo).

ῷ .- Pides el libro de reclamaciones y pones una queja formal según los formularios:diferencial

 Asunto solucionado. Ni que decir tengo la pequeña cuestión de incendiar el edificio. También dejo caer la idea de incendiar y saquear a los clientes, por innovar (que, seguro que también son rojazos, prácticamente como todo el mundo. Yo ya no sé ni por qué me sorprendo de eso) y bueno ya sí provocas una explosión termonuclear en cadena sería tu fan número uno.

Ԫ .- Pides que venga el encargado y le obligas, bajo amenaza de incendiar el edificio, a ponerse él la talla 38 de los huevos, para que le destroce un cojón y se le desintegre un fotón y luego vas y cumples tu amenaza de incendiar el edificio porque se trataba de un ardid (ya vas comprendiendo como se debía sentir Erwin Rommel, yo también (soy yo)).

Ꙭ .- Matas ya a todo el mundo porque es más fácil, barato, cómodo y rápido (por no mencionar que esta todo plagado de rojos y hay que exterminarlos cuanto antes). Eso sí, a ver dónde te compras los pantalones. Está, para que lo voy a negar, es mi opción favorita y ya me gustaría hacerlo incluso al comprar un caramelo (que cojones lo voy a hacer).


  • Estimada mamífera (otra vez los del aPrietork, es que no pueden parar o qué): He de suponer que eres una mamífera, Joderk, como seas alienígena ya no entendería la problemática. Pues eso, que me he enterado que un establecimiento de esa cadena hotelera ha invitado a salir a una clienta por estar dando el pecho a su bebé, alegando que podía incomodar a otros clientes, por la política (bolchevique) de la empresa. Desde luego han sido bastante insensibles y descorteses contigo, que pasa, que querían, que le dieses de comer al bebé unos pantalones de la talla 38 (que ya veo que de esos están muy bien surtidos). Lo normal, como madre lactante (esperó que sea tú hijo, porque si no a lo peor los de Prometeork tienen “la Razón” (aunque sean rojos como el fuego que Prometeo el titán amigo de los mortales les entrego, robándoselo a los dioses (y yo sin enterarme que nos lo había substraído el titán truhan ese. Juro y Prometeo venganza (sí los dioses son también rojos y van en bici me sentiría imbécil, vamos como siempre). De todas (trans)formas, mi querida plumífera el amamantar a La Criatura debería ser lo normal (¿seguro que eres Terrícola? A ver si me acusan de ser el responsable de una invasión alienígena masIVA, que no pasa nada que ya estoy acostumbrado a ser siempre el malandrín e intento superarme y alcanzar nuevas metas). Pero, por favor, si es un “Primork” deBereber” 👶. Desde luego son muy tiquismiquis para según qué cosas: una vez me fui yo al probador con la cortina sin echar, porque me dio un apretón y… ni por favor ni hostias a la p*ta calle sin miramientos y ni papel higiénico tenían (que crueles).

 “Prohibidork Dark el Pechork en Publikork” (Dark Váterk).

SOLUCIÓN: AQUÍ EL PRIVARK SE VA A ACABAR” (NO MIRARME LO DE ABAJO 👇, que no me estoy refiriendo a eso, sátiros, que sois todos unos sátiros y encima rojos, vale ya no. Que me la habéis mirado, Knooorrrk).

Romulo y remo

Dos mamones.